¿Cómo afecta Whatsapp a la hora de conducir?

¡Hazlo social!

Usar el móvil cuando se está conduciendo está prohibido por su peligrosidad, sin embargo este hábito está aumentando cada vez más entre los conductores. La práctica de utilizar Whatsapp mientras se conduce supone un riesgo y deteriora el rendimiento en la conducción y en función de la edad, las posibilidades de sufrir un accidente.

Esta práctica supone infringir las normativas de tráfico, un estudio de la Universidad de Granada revela que la posibilidad de sufrir un accidente mientras se atiende un Whatsapp se incrementa hasta un 134% en el caso de los mayores de 55 años.

Este estudio se ha realizado y dividido en cuatro grupos de edad en los que se dividieron 75 personas (de 14 a 24 años, de 25 a 39, de 40 a 54 y de más de 55) se vieron afectados por las distracciones en mayor grado a medida que aumentaba la edad: el primer grupo un 8,3%, el segundo un 25% y el tercero un 80,5%, hasta llegar al ya señalado 134,5% de los automovilistas de más edad.

Todos estos participantes fueron sometidos a una serie de pruebas de su función visual, comparando los resultados entre un primer ensayo sin distracciones y un segundo con ellas, en concreto contestar a mensajes mientras conducían en un simulador. En todos los casos, incluyendo la percepción de los propios afectados tenían de su actividad, su capacidad para conducir empeoró de forma significativa.

Los efectos de utilizar el móvil fueron evidentes, provocaron la dificultad para mantener el vehículo correctamente en el carril, una mayor distancia recorriendo el carril contrario y, finalmente, un incremento de las colisiones. Los conductores más jóvenes son los que menos se ven afectados por estas distracciones, pero en contrapartida, el estudio confirma que son los más propensos a asumir conductas de riesgo y, por tanto, cometen más infracciones.

Dichos resultados son determinantes sobre el riesgo que supone este uso cada vez más extendido, la DGT ha propuesto sancionar a todo aquel conductor que conduzca utilizando un teléfono móvil con la mano (para hablar o cualquier otra funcionalidad) suponga la pérdida de seis puntos (por los tres actuales) y 500 euros de multa (200 en la actualidad). Esta conducta quedaría igualada a conducir borracho o drogado, negarse a realizar una prueba de alcohol o drogas, conducir de forma temeraria, superar más del 50% el límite de velocidad o llevar inhibidores de radar.

Author: Buscador de Talleres

Encuentra el #taller que necesitas para tu coche, consulta su web, pide cita o presupuesto, localiza ofertas.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos en la red!