Tipos de mantenimiento

¡Hazlo social!

En el sector de la automoción existen dos tipos de planes de mantenimiento: Preventivo y correctivo, cabe destacar que existe otro tipo de mantenimiento denominado predictivo, este es sobretodo utilizado para maquinaria industrial. Realizar el mantenimiento cuando corresponde, es fundamental para obtener una buena fiabilidad y así evitar averías que nos puedan ocasionar reparaciones mayores, las cuales nos hagan no disponer del vehículo.

  • MANTENIMIENTO PREVENTIVO

El mantenimiento preventivo es el mantenimiento que está planificado por el fabricante. Consta de un conjunto de tareas que tienen como objetivo mantener el vehículo anticipándose a las averías. El objetivo es evitar que surja una avería y evitarlas en el futuro debido a un mal mantenimiento.

Este mantenimiento tiene carácter sistemático, es decir se realiza por kilometraje, por horas de funcionamiento o por periodos de tiempo. Se tiene un registro del tiempo que tardan los componentes en averiarse.

                                     >En esta imagen podemos ver un checklist de mantenimiento de un Audi Q3

  • MANTENMIENTO CORRECTIVO

El mantenimiento correctivo es también conocido como reactivo. Este tipo de mantenimiento se basa en reparar las averías conforme van surgiendo. No requiere de planificación, únicamente es necesario atender día a día las averías necesarias.

En el caso de la automoción, para minimizar los mantenimientos correctivos, ya que nos harían quedarnos sin el vehículo y puede ser que algunas semanas en función de la avería, en el mantenimiento preventivo como hemos podido ver en la imagen anterior, se realizan una serie de comprobaciones para ver que está todo correcto, simplemente con una revisión rápida, podemos observar si hay algún cojinete, manguito que no está en buen estado y no hace falta llegar a que rompa, ya que anticipándonos, evitaremos que esa avería pueda desencadenar en una avería mayor que a su vez tendrá un mayor coste.

 

Cabe destacar que es complicado diagnosticar todos los componentes del vehículo y aun revisándolos, algunos no avisan a la hora de romperse. Esto viene dado ya que muchos componentes del vehículo han sufrido evoluciones, como por ejemplo los embragues ya que pueden ser autoajustables, esto nos lleva a que se pierde el tacto del desgaste, ya que intenta ser lo más cómodo para el conductor. Otros componentes han pasado de gestionarse mecánicamente o hidráulicamente a una gestión electrónica, lo que en un principio reduce un desgaste físico de la pieza para que necesite un cambio, ahora al ser eléctrico se evitan posibles pérdidas de potencia o eficacia durante su vida útil, por el contrario no se obtiene un feedback sobre un posible fallo o desgaste, ocasionando que cuando falle la pieza sea de repente, como podría ser una caja de dirección.

                                                        >comparativa de una dirección hidráulica y una eléctrica

Para cualquier duda o consulta no dudéis en acudir a vuestro taller de confianza, si por el contrario no disponéis de uno, a continuación os dejamos nuestro buscador de talleres, donde podréis encontrar un taller cercano para resolver cualquier tipo de duda.

Author: Buscador de Talleres

Encuentra el #taller que necesitas para tu coche, consulta su web, pide cita o presupuesto, localiza ofertas.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos en la red!