Repostaje de gas GNL

¡Hazlo social!

De todos los sistemas de gas que existen para que un vehículo pueda circular, el repostaje del GNL es el más complicado. Al tratarse de un combustible que está criogenizado a temperaturas muy bajas, se deben tomar más medidas de seguridad y equiparse los equipos de protección adecuados como:

  • Pantalla de protección.
  • Ropa antiestática.
  • Calzado de protección cerrado y anti electricidad estática.
  • Guantes criogénicos.

Por otro lado, este sistema puede utilizar dos bocas para el repostaje, una para el llenado de gas licuado y otra para retirar gas evaporado llamada de venteo. También se debe colocar una pinza eléctrica que proporciona el surtidor al chasis del vehículo, para eliminar la posible electricidad estática que pueda existir.

Antes de realizar el repostaje, hay que limpiar con aire a presión las bocas de llenado y de las mangueras para evitar posibles fugas de gas. Posteriormente se pueden conectar las mangueras para realizar el repostaje. A medida que el GNL entra en el depósito, se congelan superficialmente las mangueras ya que el GNL está a -160 ºC. Al retirar las mangueras hay que tener precaución ya el contacto de la piel puede provocar quemaduras criogénicas.

A continuación se muestra un video de cómo realizar el repostaje de GNL en una estación de servicio Repsol.

Author: Buscador de Talleres

Encuentra el #taller que necesitas para tu coche, consulta su web, pide cita o presupuesto, localiza ofertas.

Share This Post On

1 Comment

  1. Un buen artículo sobre las medidas y las recomendaciones a tener en cuenta para el repostaje de gas en el vehículo para garantizar tu seguridad. Enhorabuena.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos en la red!