¿Cómo se realiza la prueba de gases en la ITV?

¡Hazlo social!

En el momento de llevar el vehículo a la inspección técnica de vehículos lo más habitual es asegurarnos de que diferentes aspectos del vehículo como por ejemplo, frenos, neumáticos entre otros estén en óptimas condiciones. No hay que dejar de lado las emisiones contaminantes del vehículo ya que es un aspecto fundamental para pasar la ITV, ya que es una causa frecuente de rechazo que el vehículo no haya superado la prueba de gases.

Desde el famoso Dieselgate la preocupación por lo que contaminan los vehículos se ha disparado, el límite de opacidad de la prueba de gases cambia según cuando se matriculó el coche y la normativa ha sufrido varios cambios en los últimos tiempos.

Para que se entienda correctamente la prueba se hace para medir la opacidad, es decir el nivel de humo en el escape.

Esta prueba consiste en subir el motor desde el ralentí a la velocidad de desconexión, es decir hasta el corte de inyección con aceleración en vacío (para no dañar el motor se recomienda llevar el vehículo bien caliente antes de la prueba), según un proceso en el que se recoge desde el tiempo que hay que esperar entre cada ciclo (mínimo 10 segundos en los vehículos turbodiésel) y el número máximo de repeticiones que se pueden realizar (ocho).

El Manual que regula la inspección técnica recoge tres requerimientos para la prueba de gases:

  1. El motor debe estar caliente, cumpliéndose además con las prescripciones específicas del fabricante del vehículo si las hubiere.
  2. Antes de comenzar las mediciones se mantiene el motor a un régimen de 2.500 a 3.000 r.p.m. durante un minuto aproximadamente a los efectos de conseguir una temperatura óptima del catalizador.
  3. En el caso de vehículos híbridos se utiliza el protocolo de encendido del motor de combustión establecido por el fabricante.

Normalmente se hacen tres mediciones, y se saca la media. Pero si en una primera medición el valor está por debajo de lo estipulado, no es necesario repetir la prueba, aunque esto siempre queda a consideración del operario de la ITV.

El valor límite de gases para vehículos matriculados a partir del 1 de julio de 2008 es de 1,5 m-1; pero si tu coche es más antiguo el límite está en 2,5 m-1 para los motores atmosféricos y en 3 m-1 para los turboalimentados. Para nuevos vehículos con niveles de emisión en tarjeta ITV Euro 6 y Euro VI el límite se rebaja a 0,7 m¹. Los vehículos anteriores al 1 de enero de 1980 están exentos de esta comprobación.

Si por el motivo que sea no se supera la inspección, recomendamos que te dirijas a tu taller de confianza para revisar aquellos aspectos por los cuáles no se ha superado la prueba, si no sabes a que taller dirigirte a continuación te dejamos nuestro buscador de talleres.

Author: Buscador de Talleres

Encuentra el #taller que necesitas para tu coche, consulta su web, pide cita o presupuesto, localiza ofertas.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos en la red!