Tipos de gas para vehículos

¡Hazlo social!

En el post de hoy, vamos a conocer los diferentes combustibles alternativos ECO que existen en el mercado, muy concretamente de los combustibles de tipo gas, cuya procedencia es del petróleo o natural ubicada bajo tierra.

Este tipo de combustibles están teniendo un aumento en su uso gracias a las medidas de zonas de bajas emisiones adoptadas por las grandes ciudades de nuestro país como Barcelona o Madrid, que en un futuro se extenderá a más ciudades y pueden llegar a ser más estrictas.

Los gases tienen la particularidad de conseguir combustiones más limpias y por consiguiente, las emisiones de gases contaminantes son más bajas que las de un vehículo que utiliza gasolina. Por ello estos vehículos obtienen el distintivo medioambiental tipo ECO.

Actualmente en el mercado podemos encontrar vehículos que trabajan con sistemas de combustible dual que emplean gasolina y gas inyectándolo conjuntamente o individualmente. Estos vehículos suelen tener 2 depósitos de combustible, uno para gasolina y el otro para el gas, y 2 boquillas de llenado.

Los gases utilizados actualmente en la automoción son el gas licuado del petróleo (GLP) y el gas natural vehicular.

Gas licuado del petróleo

El gas licuado del petróleo (GLP) es la mezcla de gases licuados presentes en  el petróleo, principalmente gas propano y butano. El GLP, aunque a temperatura y presión ambientales son gases, son fáciles de licuar, de ahí su nombre.

Tiene 2 tipos de instalación en función de su inyección, que puede ser en fase gaseosa o líquida. El sistema más montado tanto en origen como en adaptación es el de fase gaseosa.

Un inconveniente que tiene el gas es que reseca las válvulas que están ubicadas en la culata y puede provocar averías, pero para evitarlo, se debe utilizar un aditivo que se introduce en el depósito de gasolina. Algunos fabricantes que montan GLP de serie, dotan a los motores con válvulas especiales que evitan el resecado y no hay que utilizar el aditivo.

Ventajas

  • El precio de este gas ronda los 0,65 €/kg.
  • Bajas emisiones contaminantes.
  • El motor es más silencioso y sus vibraciones son menores al circular con gas.
  • El motor de combustión sufre un deterioro muy inferior a otro que utiliza únicamente gasolina.
  • Mayor autonomía al utilizar los dos combustibles.
  • La gran mayoría de vehículos gasolina pueden ser reconvertidos a GLP ya que su funcionamiento es muy similar y la instalación no es muy complicada.

 Inconvenientes

  • El precio de reconvertir un vehículo a gas es elevado
  • Consume entre un 5-10 % más de gas respecto al funcionamiento a gasolina.
  • La potencia del motor se reduce hasta un 10 % al utilizar gas.
  • El número de estaciones de servicio para el repostaje es limitado.
  • El motor no puede ponerse en marcha con GLP ya que es muy sensible a la temperatura.
  • Es necesario utilizar un aditivo para el resecado de válvulas.

Gas natural vehicular

Este es otro tipo de gas que puede utilizarse en vehículos con motores de gasolina. Está compuesto principalmente por metano (CH4) llegando hasta una proporción del 97 %. Este gas existe de forma natural en la tierra y se obtiene mediante extracción. Existen dos tipos en función de su presión y estado de almacenamiento:

Gas natural comprimido GNC

Es gas natural que su almacenamiento se realiza en estado gaseoso y comprimido a 200 – 250 bar de presión. El nivel de eficiencia energética en 1 kg de GNC es más alto que el de cualquier otro combustible disponible, es decir, se requiere una menor cantidad de combustible para producir la misma cantidad de energía. Esto quiere decir, que al funcionar con GNC, el motor no pierde prestaciones como pasa con el GLP.

Ventajas

  • El precio de este gas ronda los 0,95 €/kg.
  • Bajas emisiones contaminantes.
  • El motor es más silencioso y sus vibraciones son menores al circular con gas.
  • El motor de combustión sufre un deterioro muy inferior a otro que utiliza únicamente gasolina.
  • Mayor autonomía al utilizar los dos combustibles.
  • El motor no pierde potencia al utilizar GNC.
  • El motor puede ponerse en marcha directamente con GNC excepto si la temperatura exterior ronda los -10 °C

Inconvenientes

  • El precio de reconvertir un vehículo a gas es elevado
  • El número de estaciones de servicio para el repostaje es muy limitado.
  • Es necesario utilizar un aditivo para el resecado de válvulas en los motores reconvertidos.

Gas natural licuado GNL

Es gas natural que ha sido procesado para ser transportado en forma líquida a presión atmosférica y a -162 °C. Este tipo de combustible se utiliza generalmente en motores estacionarios en grandes plantas industriales ya que contaminan menos que un motor diésel y el precio del gas es relativamente bajo. Hoy en día este tipo de tecnología solo está disponible para vehículos industriales como cabinas tractoras y camiones.

 Ventajas

  • El precio de este gas ronda los 0,90 €/kg.
  • Bajas emisiones contaminantes.
  • El motor es más silencioso y sus vibraciones son menores al circular con gas.
  • El motor de combustión sufre un deterioro muy inferior a otro que utiliza únicamente gasolina.
  • Mayor autonomía ya que el volumen del GNL el 600 veces menor que el volumen en estado gaseoso.
  • El motor puede funcionar únicamente con GNL sin tener que depender de gasolina.

Inconvenientes

  • El precio de reconvertir un vehículo a gas es elevado
  • El número de estaciones de servicio para el repostaje es muy limitado.
  • El repostaje es muy complejo ya que se debe utilizar EPI como mascara y guantes criogénicos para evitar quemaduras por congelación.

Author: Buscador de Talleres

Encuentra el #taller que necesitas para tu coche, consulta su web, pide cita o presupuesto, localiza ofertas.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos en la red!